¿A dónde va la izquierda mexicana?

Brevemente quiero preguntarme hacia dónde se dirige la izquierda en México.

Con un PRD que dejó de ser oposición desde hace rato, pero más claramente cuando Peña Nieto entró a la presidencia y se firmó el Pacto por México (¿qué se ha hecho por México?). Un PRD que pierde a tres figuras importantes: el mayor representante de la izquierda actual, Andrés Manuel López Obrador; su fundador, Cuauhtémoc Cárdenas; y el que varios queríamos ver como candidato en el 2012 y ahora para el 2018, Marcelo Ebrard. Un PRD que querrá postular a un Mancera nada popular. Un PRD que vuelve a ser un grupo del PRI. Un PRD incapaz de criticar o proponer. Con un PRD que no es de oposición, la izquierda mexicana necesita liderazgo.

Pero el líder que ha salido a flote no parece llevar a la izquierda a un buen lugar. Después del berrinche de 2006 (que no fue enteramente su culpa), es increíble que AMLO tuviera el apoyo que tuvo en 2012. Si le queremos echar la culpa total del plantón o si pensamos que calmó a un grupo que quería tomar medidas violentas, no importa. Lo importante es que su campaña llevó a la gente a reaccionar de esa manera. Antagonizó a sus contrincantes y alienó a sus seguidores, y a él mismo, de una gran parte de la población. Ahora con Morena, lo mismo parece estar pasando. Vemos quejas y un afán por descalificar al PRI y al PAN. Es todo lo que se ve. Esté bien o mal, la gente (aquella que todavía no lo apoya) está todavía más lejos de aceptarlo. Como cual película cristiana, Obrador hace una campaña atractiva solo para sus seguidores o aquellos enojados que buscan una salida para quejarse. Entre estos se atrapa también a ciudadanos que simplemente quieren un mejor México. Ellos necesitan pragmatismo, no lo que sea que la izquierda está ofreciendo ahorita.

Hay mucho más que la izquierda mexicana no entiende. No sé si realmente busca mover a México. El tratar de descalificar a los demás se ha hecho popular. Si no lo creen, solo hay que ver las secciones de comentarios en cualquier artículo. Ya no se trata de conversar para encontrar una salida. Ahora se trata de dividir. Estas divisiones nunca van a mover a México.

Hasta los académicos han caído en estas mañas. Denise Dresser compartió en su cuenta de Twitter una foto que alguien le mandó donde se muestra un helicóptero llegando a la Universidad Anáhuac que según llevaba a Paulina Peña. Sin investigar si esto era verdad, ella lo publicó (ven que ya es una moda el descalificar como sea). Lo triste pasó después de que el dueño del helicóptero, Carlos Peralta, publicará que fue él quien había llegado a la Anáhuac y no Paulina como Denise Dresser había tratado de engañar. Dresser respondió de la siguiente manera:

Y aquí se muestra otro gran problema: no hay autocrítica. ¿Por qué no pudo aceptar su error? Presentó información falsa como verdadera. ¡Hay que aceptar el error!

No se a donde va la izquierda. Pero sé que no quiero una izquierda que utiliza falacias, que recurre a la descalificación mediante información falsa o rumores, que busca dividir, y que no ejerce la autocrítica.

Quiero una buena opción de izquierda.


El día lunes falleció el escritor uruguayo Eduardo Galeano. Recordaré principalmente su ensayo de la utopía. Nunca alcanzaremos ese mundo utópico, pero eso no importa. Ese no es el propósito de la utopía. Avanzaremos un paso hacia ella, y ella se moverá un poco más lejos. La utopía es nuestra guía.

Gracias por su trabajo y activismo. Descanse en paz, Eduardo Galeano.

Advertisements

One thought on “¿A dónde va la izquierda mexicana?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s