Una medallita para Virgilio y otra para Peña Nieto

Luego de que Enrique Peña Nieto (o, como diría Chumel Torres, Licenciado Presidente don Enrique Peña Nieto) supiera que la gente no le aplaude, las cosas se ponen un poquito más ridículas. Y es que sigue sin entender. Pero este acto de circo parece tan bueno que hasta puede merecer aplauso . . . y una medallita (aunque no es lo que busque).

Un gran actor ha sido Virgilio Andrade, quien fue nombrado por Peña Nieto como secretario de la Función Pública. Hasta ahorita no ha investigado nada. Bueno, no ha investigado nada de la casa de Las Lomas, pero sí de los recortes que tendrán que hacer por eso del recorte de presupuesto. Hay prioridades, señores. Pero regresando a lo otro, Virgilio quiere primero poner en marcha los reglamentos propuestos por Peña Nieto para evitar futuros conflictos de interés. Que mejor que iniciar con uno tan grande (sigan viendo como crece el asunto con Grupo Higa en el artículo publicado hoy en SinEmbargo.mx).

Para calmarnos un poquito, sí investigará. Antes de fin de año se concluirá la investigación. Primero se dijo que la investigación no incluiría las casas relacionadas con Peña Nieto, Angélica Rivera y Luis Videgaray. En otras palabras, no se iba a investigar nada de relevancia. Ahora, Virgilio sale con que la investigación irá a fondo “tope donde tope” y menciona que se darán a conocer los “resultados específicos de estos casos y no solo es la naturaleza de las casa sino de la relación”. ¿Será qué siempre sí investigará? ¿O ya encontraron manera de meter las casa y salir ilesos? Pues a ver si no se quita unos topes del camino (las casas) o se detiene en el primero. Cabe la posibilidad que, para la sorpresa de todos, sí tope donde tope.

Se culpará a alguien. Así, Peña y Virgilio, se podrán llevar medallitas, uno por su apertura y el otro por su gran trabajo que absuelve a Peña y Videgaray de toda culpa y la reparte por ahí. Sea como sea, la investigación tiene poca o nula credibilidad. Si el pueblo desconfía del gobierno, ¿por qué creería en una investigación del gobierno? ¿Vemos aquí otro acto de simulación? ¿Les damos medallita por esa también?

Y ahora Peña Nieto, quien no trabaja para colocarse medallitas.

Hablamos de una medallita en particular: opinión pública. Su popularidad ha bajo dramáticamente, pero él dice que el no trabaja para eso sino para que a México le vaya bien. ¿Si a México le fuera bien tendría bajos índices de popularidad? Peña trata de ofrecer otro discurso bonito que suene a que podemos ser su compa. Él no busca medallas sino una mejora en la calidad de vida de la población mexicana. ¿Si el pueblo notara una mejora en su calidad de vida tendría un bajo índice de popularidad?

Altos índices de popularidad no son un logro personal, mi querido tocayo. Son un reflejo del sentimiento de la gente. No es para que te sientas mejor. Es para que te des una idea de como el pueblo ve tu trabajo, tu proyecto de nación.

Buen intento de recuperación. Ahí pa’ la otra.

Tal vez The Economist sigue teniendo razón cuando opinó que Peña Nieto no entiende que no entiende.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s